Blog de Alfredo20032

Comentarios, desde la izquierda, de la actualidad política y social, con referencias esporádicas a otros temas más o menos relacionados.




12 junio 2015

Tratado Transatlantico

El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha aplazado sine die el debate sobre el TTIP, previsto para el pasado 10 de junio.

El TTIP, Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión, es un ambicioso proyecto que pretende establecer una zona de libre cambio en las áreas de mayor desarrollo mundial, Unión Europea (UE) y Estados Unidos (EE.UU).

Casi por definición, este tipo de acuerdos son positivos pues derriban barreras aduaneras, simplifican los tramites y facilitan el intercambio de bienes y servicios con positivas repercusiones en el desarrollo y el empleo, son acuerdos tipo win-win, todos ganan, sin embargo  su letra pequeña puede hacer disminuir sus ventajas, incluso darles la vuelta y convertirlas en desventajas.

La primera critica al TTIP es el secretismo con que se está negociando, mucho más allá de la lógica discreción que deben tener unas negociaciones de estas características. Las dificultades que han tenido los eurodiputados para consultar la documentación, en salas reservados, de uno en uno, sin poder hacer copias, son totalmente impropias de un parlamento democrático como se supone que es el PE.

No son infundados los temores a que el acuerdo sea finalmente un coladero en diversos sectores, entre otros alimentación, medioambiente, o derechos laborales y que, finalmente, se haga una homogeinización a la baja, permitiendo las regulaciones menos rigurosas de cada una de las partes, y favoreciendo a las grandes multinacionales en detrimento de los ciudadanos.

Uno de los aspectos más conflictivos es la introducción en el tratado de un mecanismo Protección al Inversor ISDS (Investor-State Dispute Settlemen), tribunal de arbitraje para resolver los posibles conflictos entre los intereses de las multinacionales inversores y los estados y sus ciudadanos. Los tribunales de arbitraje tipo ISDS, están controlados por  bufetes de abogados de alto nivel y tienen una merecida fama de  favorecer a las corporaciones multinacionales en la mayoría de los litigios.

Por eso la supresión del ISDS, remitiendo los conflictos a los tribunales ordinarios que tanto en la U.E. como en EE.UU. tienen plenas garantías, es uno de los caballos de batalla del debate del PE.

Frente a posiciones maniqueas sobre el TTIP considerandolo o un mal infinito o el colmo de todos los bienes, existen, afortunadamente, posiciones más equilibradas en el PE que condicionan la aprobación del tratado al cumplimiento de un serie de requisitos.

Estas posiciones, sostenidas especialmente  por el grupo socialista europeo, son las que han provocado la devolución del informe a la comisión correspondiente par reformar sus conclusiones.

En esta línea va la posición defendida por el PSOE que se resume en los siguientes puntos:


- Que se garantice la máxima transparencia en el proceso de negociación del Tratado.
- Que se preserven, de forma incondicional, los estándares europeos de protección social y medioambiental , así como los derechos laborales, sindicales y de asociación.
- La retirada del sistema de arbitraje para la resolución de conflictos entre inversores y estados, el llamado ISDS. Los sistemas judiciales de los estados han de ser quienes resuelvan estos conflictos.
- Que servicios públicos como sanidad o educación queden excluidos del TTIP.
- Que se realice un estudio del impacto, tanto positivo como negativo, del Tratado en nuestro país.
- Que la Unión Europea elabore una regulación previa en materia de protección de datos y privacidad.
- La Inclusión en el TTIP de la regulación de los mercados y los servicios financieros.
- Que se garantice la protección de la diversidad cultural y del sector audiovisual europeo.

Si finalmente se cumpliesen estos requisitos, el TTIP podría ser una herramienta de desarrollo positivo para la U.E. y para España.

1 comentario:

  1. La riqueza de los pueblos está en la Industria y el Comercio.
    Todo lo que sea favorecer el Comercio es bueno. Pero hay que modificar algo este tratado para convertirlo en un acuerdo bueno para las poblaciones americanas y europeas. Teniendo en cuenta que las multinacionales son insaciables y, dejadas a su libre albedrío, muy peligrosas.

    ResponderEliminar