Blog de Alfredo20032

Comentarios, desde la izquierda, de la actualidad política y social, con referencias esporádicas a otros temas más o menos relacionados.




16 julio 2015

Cuentas Electorales

Las limitaciones de la Ley electoral española no están en la tan injustamente criticada regla D´hont, que es solo un algoritmo matemático que reparte y ordena perfectamente, siempre y cuando haya algo que repartir, pues no hay forma de repartir tres escaños entre seis partidos, sin que se pierden muchos votos. Esa pequeña dimensión de muchas circunscripciones electorales, ha sido hasta ahora la mayor distorsión de la proporcionalidad en las elecciones generales, pues en muchos distritos el tercer partido obtiene un número de votos muy inferior al de los dos primeros.

La distribución de la asignación de escaños por provincias es la siguiente:


N.º escaños  Distritos Nº distritos  Nº diputados
36 Madrid 1 36
31 Barcelona 1 31
16 Valencia 1 16
12 Alicante, Sevilla 2 24
10 Málaga, Murcia 2 20
8 Cádiz, Vizcaya, La Coruña,
Baleares, Las Palmas, Asturias
6 48
7 Tenerife, Zaragoza, Pontevedra,
 Granada
4 28
6 Tarragona, Córdoba, Gerona, Badajoz,
Guipúzcoa, Toledo, Almería, Jaén
8 48
5 Navarra, Castellón, Cantabria,
Valladolid, Ciudad Real, Huelva, León
7 35
4 Lérida, Cáceres, Albacete,  Burgos, Lugo 
Salamanca, Orense, La Rioja, Álava
9 36
3 Guadalajara, Huesca, Cuenca, Teruel
Zamora, Ávila, Palencia, Segovia,
8 24
2 Soria 1 2
1 Ceuta, Melilla 2 2

Total 52 350

Distritos pequeños 27 99

Se han marcado en azul los distritos pequeños, en los que el número de escaños a elegir es igual o inferior a cinco.

Si excluimos las provincias en las que existe fuerte presencia de partidos regionalistas, el número de distritos pequeños se reduce a 22, que eligen 78 diputados que hasta ahora se han repartido los dos grandes partidos PP y PSOE.

Si se cumplen las encuestas, en las próximas elecciones existirán tres partidos con peso equivalente, que obtendrán  entre el 20 y el 25% de los votos y un cuarto grupo que tendría entre el 15 y el 20.

Con estas previsiones, los resultados, aplicando la regla D´hont, en los distritos pequeños sin presencia nacionalista, serían los siguientes:





Actual elecciones 2011 Futuro elecciones 2015
N.º escaños  Nº distritos Nº diputados PP PSOE PP PSOE Pod C´s
5 6 30 18 12 12 6 6 6
4 5 20 10 10 5 5 5 5
3 8 24 16 8 8 8 8
2 1 2 1 1 1 1

1 2 2 2
2












22 78 47 31 28 20 19 11


Diferencia

-19 -11 19 11


Solo en estas provincias pequeñas, el PP y el PSOE perderían 40 escaños, que siempre han tenido seguros, en favor de los partidos emergentes. En los distritos mayores con resultados más proporcionales, el trasvase de votos hacia los partidos emergentes también sería muy importante, ya que Podemos y Ciudadanos obtendrían representación en casi todas las provincias.

Si se mantienen estas tendencias electorales, lo esperable sería un congreso de los diputados compuesto por:

  • Tres grandes grupos PP, PSOE y Podemos formado cada uno de ellos por un mínimo de 75 y un máximo de 100 diputados.
  • Un grupo intermedio, C´s, compuesto por entre 40 y 60 diputados.
  • Un conjunto de grupos pequeños que inclurían a los partidos nacionalistas y regionales, a IU y a UPyD, formado en total por entre 40 y 60 escaños.
Un calculo de estas características es el que seguramente ha hecho Podemos para no considerar la opción de una candidatura conjunta de izquierdas, pues tienen muy poco que ganar, tal vez algún diputado adicional en alguna circunscripción de dimensión intermedia y sumar a sus filas a los 11 diputados que IU obtuvo en 2011 en las grandes provincias. A este respecto es muy posible que, dado el estado de crisis de IU, muchos de esos votos los obtengan de todas maneras y los que IU pueda retener, podrían ser objeto de alianzas postelectorales. En contrapartida Podemos perdería la homogeneidad de sus listas y tendría que compartir con IU programa y campaña, y lo que para ellos es más difícil renunciar a la imagen que pretenden dar de socialdemócratas, si sel presentan junto con una formación netamente de izquierdas.

En consecuencia, es difícil que Podemos acepte las presiones que está teniendo de IU, Equo, figuras de la cultura y algunos de sus propios militantes y seguramente, mantendrá su lista adornándola con algunos personajes, relativamente significativo, que acepten ir en ellas a titulo personal.

La segunda conclusión que se puede extraer de este análisis simplificado es el tipo de gobierno que se puede configurar.

La opción aritméticamente más solida sería la formada por dos de los grupos mayores. Es impensable un acuerdo PSOE- PP o PP-POdemos, por lo que la única opción factible sería PSOE-POdemos, repitiendo el esquema de muchas CC.AA.

La otra posibilidad, sería uno de los grupos mayores con C´s. Podemos y C´s no parecen compatibles, por lo que con este esquema solo sería posible PSOE-C´s o PP-C´s, seguramente complementado con alguno de los grupos menores.

Las opciones finales dependen de los resultados  de las elecciones, pues salvo la opción PSOE-POdemos, las otras tiene difícil llegar a los 175 votos necesarios para la investidura de un presidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario